El le pidió el divorcio, pero ella hizo algo que lo hizo arrepentirse y lo dejo sufriendo el resto de su vida

Los divorcios han dejado de ser inusuales en la actualidad, sin embargo, el divorcio de este hombre es todo menos normal. Lo que comenzó como un inusual experimento, terminó como una hermosa e inesperada explosión de emociones. Si lees esta nota hasta el final, seguramente aprenderás algo sobre la naturaleza del verdadero amor… La única advertencia: ¡Ten a la mano los pañuelos!

Una noche llegué a casa, y mientras mi mujer servía la cena, tome su mano y le dije: “Quiero el divorcio”. Ella no me miró pero preguntó la razón en voz baja y mirando el suelo. Le respondí evasivamente y esto la enfureció.

Dejó los platos caer y gritó: “¡No eres un hombre de verdad!” Esa noche no hablamos. Lloró. Yo sabía que ella intentaba encontrar una razón por la que nuestro matrimonio hubiese fracasado, mas no había nada que pudiera decirle… simplemente Jane me había perdido… Ya no la quería…Y lamenté eso profundamente…

CONTINUAR

loading...
Loading...

Comentarios